NOT Just another SAD wordpress BLOG

Mala Copa

(Este post no es mío, al final los créditos)

Imagina que estás chupando con tus carnales en la fría Rusia y ves pasar un mapache en frente de la peda. En ese momento, y con unos alcoholes encima, tomas una decisión:

(Escoge)
a) Corretear al pinche mapache mientras le avientas Cheetos.
b) Corretear al pinche mapache para luego empedarlo con cerveza.
c) Corretear al pinche mapache para que luego se éche un “tirito” con el perro de la casa.
d) Corretear al pinche mapache para que luego te dé unas mamadas.

Si has respondido con cualquiera de los incisos, eres un malacopa. Si escogiste “a”, seguramente tienes un poco de violencia reprimida y aprovechas tu peda para desquitarte. Si escogiste “b”, es probable que seas un antipático y por lo mismo no tengas muchos amigos, salvo cuando estás borracho (pero qué cagado sería ver a un mapache hasta el moco). Si escogiste “c” tienes un grave problema de malacopez, aprovechas el alcohol para desatar todas tus frustraciones y te vale madres lo que pueda ocurrir después. Ahora que si escogiste “d”, has tocado fondo,  eres el más malacopa de todos y la vida misma te enseñará que eso no es correcto.

Y si no me creen, lean la historia del pendejo Alexander Kirilov, que por más inverosímil que parezca ¡escogió d! El rey de la malacopa rusa, sufrió su osadía, porque el mapache (más listo), le arrancó a mordidas a su “amiguito” y corrió con él. Los cirujanos plásticos le han dicho que sí le pueden restaurar el “movimiento”, pero no le pueden hacer “injertos” (nada de trompas de elefante…)

Grrr quiero pinga!!

Grrr quiero pinga!!

http://www.thesun.co.uk/sol/homepage/news/article2172612.ece

Previo al Supertazón y a la guarapeta que todo macho que se respete debe ponerse mañana (domingo del “gran partido” y lunes de asueto), quiero prevenirlos de malacopear duro. Resulta que siempre que estamos un grupo de amigos cheleando, se nos ocurren muchas pendejadas; así nació la palomita que vuela por los aires antes de ser comida, la carrera de la meada más larga, o el eructo más estruendoso. Está chingón, sólo hay que tener los límites muy claros.

Cortesía de Mariana, en el blog de Humberto Fuentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: